lunes, 7 de enero de 2013

Feliz Año Nuevo. Una nueva esperanza


“A truce to philosophy! – Life is before me, and I rush into possession. Hope, glory, love, and blameless ambition are my guides, and my soul knows no dread”. Mary Shelley’s The Last Man

Si mi anterior entrada de principio de año pretendía ser “nostálgica”, en este nuevo año que comienza prefiero tener “bellas esperanzas”, sencillamente. Dos mil doce ha constituido un movimiento de traslación dotado de mucho ajetreo para este proyecto que dirijo, y eso es bueno y malo a un tiempo. Es bueno porque indica que Studia Hermetica va en serio y va hacia adelante, y malo porque su dimensión “pública” resta mucho tiempo al trabajo en la sombra, que a la postre es lo único que cuenta. Por ese motivo, a partir de ahora mediré hasta el más nimio detalle los cómos y los porqués de mi participación e implicación en futuros eventos “sociales”. De cualquier manera, y estando muy de acuerdo con José Rodríguez, a mí la dimensión pública de este trabajo que llevo desarrollando desde 2008, “no me da ni me quita nada”, es decir, que no necesito y casi me es indiferente que se conozca y valore en según qué círculos. A algunos de esos círculos, de hecho, ya les he echado el cerrojo o bien los he puesto en cuarentena, y la razón es evidente: a mí sólo me interesa participar en aquellas cosas verdaderamente útiles para el conocimiento. Lo demás me trae al pairo. Y esto, que puede sonar a perogrullada, implica decepcionar, ignorar y enfrentarse a personas de carne y hueso. En esta vida todo tiene un coste social, y me parece bien: no estoy aquí para decir a todo el mundo que sí, como Claudius. Revel in your time!
En cuanto a los proyectos a desarrollar para este nuevo año que comienza, son los mismos que en el anterior: quedan pendientes un número dedicado a la dimensión artística e imaginativa del hermetismo, y otro al concepto de materia en la Antigüedad, un tema que me fascina desde siempre, y mucho más desde que tuve la oportunidad de leer algunos trabajos de investigadores como Eugène Chevreul, Cristina Viano o Luc Brisson. Y tengo que sumar a esto una incipiente curiosidad por el movimiento paracelsista, sobre el que pretendo decir algunas cosas en un futuro no muy lejano.
En cuanto a las fechas, insisto: Studia Hermetica Journal (lo mismo que Azogue), son dos proyectos académicos independientes que no obedecen a “agendas” o presiones administrativas de ninguna clase, sino a un criterio de oportunidad, de placer y de buen hacer. Publicamos cuando creemos que tenemos algo que decir y cuando tenemos el tiempo y los recursos para hacerlo, tras un exhaustivo análisis y un sesudo recuento de todo lo escrito, leído y pensado. Otros colegas investigadores se lo toman de manera muy distinta, pretendiendo en sus proyectos académicos aglutinar todas las noticias, publicaciones y eventos relacionados con la Historia del Hermetismo y sus corrientes relacionadas, pero esa no es mi forma de trabajar, y por eso sólo me detengo y le doy publicidad a aquellas cosas que me interesan o me llaman la atención por cualquier motivo.
Tengan en cuenta que cada estudioso se ha dedicado a esto del hermetismo por razones muy distintas. En este orden de cosas, hace muy poco tiempo tuve la oportunidad de mantener unas reveladoras charlas con el Dr. Carlos Gilly, charlas en las que me confesaba que se había decantado por el estudio del hermetismo con el fin de estudiar el pensamiento de los “disidentes”, de aquellos heroi que se enfrentaron al mecanicismo escolástico y a la ortodoxia, desde una posición valiente, imaginativa y heterodoxa, abriendo en ese enfrentamiento nuevos surcos y caminos para sus congéneres. He pensado mucho sobre sus palabras, a raíz de analizar mis propias motivaciones; estoy de acuerdo con él en buena parte, pero destacaría del mismo modo su dimensión estética: encuentro una fuente inagotable de belleza en las filosofías platónicas, una belleza que causaría heroicos furores y precipitaría infinitos mundos. En particular, yo me decanté por el estudio del hermetismo debido a la belleza de sus teodiceas y su relación con la Historia de la Ciencia y de la Filosofía; su dimensión “esotérica” me da náuseas, y me ocupo de ella lo justo. De todos modos, eso es lo de menos: somos, ante todo y sobre todo, historiadores del pensamiento, y esto conlleva necesariamente un análisis pormenorizado de todos aquellos aspectos del fenómeno histórico analizado. En otras palabras, no hay “historiadores de la ciencia” frente a “historiadores del arte”, o a “historiadores de la cultura”, ni muchísimo menos. Lo digo porque con frecuencia he comprobado algo sorprendido que algunos investigadores consideran que los miembros de Azogue analizan los textos desde la perspectiva de la “Historia de la Ciencia”, y eso no es correcto.
Durante este próximo año nuevo deseo ocuparme y revalorizar el estudio de las fuentes relacionadas con el hermetismo renacentista, por ejemplo en forma de ediciones diplomáticas con traducciones libres. Es una tarea harto urgente, debido a la proliferación de publicaciones de dudoso valor académico, y al generalizado desconocimiento y la confusión en relación con tales fuentes por parte de muchos aficionados a esto del hermetismo. Por supuesto, lo haré partiendo de mi pasión y de mi especialidad, mucho más cercanas en esencia a las Historias de la Filosofía y de la Ciencia. Me siento más cómodo lidiando con conceptos filosóficos, como todo el que conozca mi trabajo sabe.
Valga este pequeño cuadro como un regalo de reyes, y como la continuación de una labor de revalorización y estudio de las fuentes llevada a término por los miembros de Azogue desde 1999. Se trata de una selección de manuscritos y de fuentes relacionados con el hermetismo renacentista, principalmente redactados en latín, italiano y francés, con el propósito de que el lector pueda acceder más fácilmente a sus ediciones digitalizadas, y que ubique correctamente los movimientos y corrientes filosóficas implicadas (no obstante, algunas de estas ediciones no se corresponden exactamente con la edición digital reflejada en el enlace). Es, además, una selección basada en criterios muy personales: he incluido aquellas fuentes que más me interesan y sobre las que deseo centrarme en los próximos años. La iré completando y perfilando con el tiempo. Asimismo, he seguido en este recuento los catálogos editados por la Bibliotheca Philosophica Hermetica.
En breve daré por inaugurada una nueva sección de Studia Hermetica dedicada al Renacimiento, y esto, junto con los paneles de la muestra de libros recientemente celebrada en la Universidad de Granada, y sus textos, dará a los aficionados o estudiosos del tema un inmejorable punto de partida para enfrentarse a este apasionante periodo de nuestra historia.



Abreviaturas:
MAS = Magia, alchimia, scienza dal '400 al '700. L'influsso di Ermete Trismegisto/Magic, Alchemy and Science 15th-18th centuries. The influence of Hermes Trismegistus, ed. de C. Gilly and C. van Heertum, vol. 2, eds. Florence, Centro Di, 2005.
Il Ritorno = Marsilio Ficino e il ritorno di Ermete Trismegisto/Marsilio Ficino and the Return of Hermes Trismegistus, ed. S. Gentile and C. Gilly, Florence, Centro Di, 2001.

Manuscritos del Corpus Hermeticum y otros textos integrados en los Corpora Hermetica
Marc. Gr. Z. 299 (=584), siglo XI. BNM, Venecia. Junto con los manuscritos de Paris. Gr. 2325 (siglo XIII) y 2327 (siglo XV), es uno de los más importantes testimonios de la literatura alquímica griega (MAS, p. 52).
Marc. Gr. Z. 335 (=645), siglos XIV-XV. BNM, Venecia. (MAS, p. 54).
Marc. Gr. Z. 336 (=646), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 55).
Marc. Gr. cl. V. 13 (=1221). 1376 d. C., BNM, Venecia (MAS, 57).
Cod. marc. Gr. Z. 242 (=993), siglo XIV. BNM, Venecia (MAS, p. 15).
Cod. marc. Lat. VI, 81 (=3036), siglo XIV. BNM, Venecia (MAS, p. 26).
Cod. marc. Gr. Z. 263 (=1025), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 17).
Cod. marc. Lat. Z. 467 (=1557), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 22).
Cod. marc. Lat. Z. 324 (=1938), siglo XIV. BNM, Venecia (MAS, p. 59).
Cod. marc. Lat. VI, 215 (=3599), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 62).
Cod. marc. Lat. VI, 214 (=3598), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 67).
Cod. marc. Lat. VI, 303 (=3413), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 70).
Cod. marc. Lat. VI, 291 (=2888), siglo XV. BNM, Venecia (MAS, p. 74).
Cod. marc. Lat. VI, 201 (=3568), siglo XVI. BNM, Venecia (MAS, p. 78).
Cod. marc. Lat. XIV, 174 (=4606), siglo XIV. BNM, Venecia (MAS, p. 78).
Marc. Or. 85 (=Cod. marc. 66; olim Nanianus 35). BNM, Venecia (MAS, p. 81).
Biblioteca Medicea Laurenziana, Plut. 71, 33, siglo XV. (Il Ritorno, p. 41).
Bologna, Biblioteca Comunale dell’Archiginnasio, ms. A. 86, siglo XV (Il Ritorno, p. 44).

Ediciones de los textos herméticos



En latín
Hermes Trismegistus, Asclepius, Lucius Apuleius Madaurensis, Opera, Roma: Conradus Sweynheym y Arnoldus Pannartz, 1469.
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, Ferrara, André Belfort, 1472. BNM, Venecia Inc. 722. (MAS, p. 38).
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, Venecia, Luca di Domenico, 1481. (MAS, p. 40).
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, Venecia, Damiano da Gorgonzola, 1493, BNM, Venecia Inc.V.822. (MAS, 43).
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, en: Apuleius. De Asino Aureo…, Florencia, Filippo Giunta, 1513, BNM, Venecia Rari 699. (MAS, 44).
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, en: Iamblichus. De Mysteriis Aegyptiorum, Chaldaeorum, Assyriorum…, Venecia, herederos de Aldus Manutius el Viejo & Andrea Torresano el Viejo, 1516, BNM, Venecia 387.D.28. (MAS, p. 47).
Hermes Trismegistus, Pimander, seu De potestate et sapientia Dei, [Venecia, Pietro De Quarengi ?, 1517]. BNM, Venecia Misc.2645.2.

En lenguas vernáculas

Addendum: El hermetismo durante el Renacimiento en España
Fuentes escogidas y descubiertas por el Dr. Carlos Gilly en su estudio sobre la influencia de las doctrinas del Trimegisto en tierras hispanas, e integradas asimismo en su futura edición crítica de la temprana traducción de Diego Guillén de Ávila del Corpus (1485). Estas fuentes fueron mencionadas en su reciente intervención en la Universidad de Granada, en el transcurso del Curso de Posgrado “Las Máscaras del Mago II: Hermetismo, Alquimia y Magia”.


Obras relacionadas con el hermetismo filosófico: anti-aristotelismo, paracelsismo, “hermetismo cristiano”
ANTOINE MIZAULD, Aesculapii et Vranie medicum simul & astronomicum ex coloquio coniugium, harmoniam microcosmi cum macrocosmo, siue humani corporis cum coelo, paucis figurans, & perspicue demonstrans, Lyon, Jean de Tournes, 1550.
WILLEM MENNENS, Aurei Velleris sive Sacrae Philosophiae Vatum selectae ac unicae mysteriorumque Dei, Naturae, & Artis admirabilium, libri tres, Antwerp, viuda y herederos Jean de Bellère, 1604.

Paracelsismo

La diatriba anti-hermética y anti-paracelsista: “Los enemigos del hermetismo”
COLBERG, Das Platonisch-Hermetisches Christenthum, Begreiffend die Historische Erzehlung…, Frankfurt, Leipzig, 1690-91.

Obras relacionadas con la magia y su relación con el hermetismo

Por último, tengo que decir que estoy pensando sobre alguna nueva vía de financiación razonable para Studia Hermetica. Como proyecto de investigación independiente que es, he implicado una gran cantidad de horas y de esfuerzo, y necesito que esto se traduzca en un gesto por parte de los lectores. No voy a pedir donaciones monetarias porque no me parece bien, ni tampoco pienso en montar un instituto de estudios independiente, porque eso no me convence ni me motiva, pero sí pienso en una vía intermedia: los miembros que integran este nuestro proyecto están sobradamente capacitados para ofrecer una titulación online (u on site) a un precio muy razonable o casi simbólico, o sencillamente a cambio de recursos bibliográficos. También le doy vueltas a la idea de dar apoyo en el estudio de las lenguas clásicas. En fin, si de lo que se trata es de promover un conocimiento académico y confiable sobre estas cuestiones, esto no debe resultar en modo alguno sorprendente. Iré dando más noticias.
Ah, y para quien no lo sepa aún, la revista Azogue está de nuevo en funcionamiento; estos últimos meses tuvimos algunos inconvenientes con el hosting, pero nada que no pueda solucionarse con paciencia.
Agradezco su amable atención, estimado lector, y le deseo un muy feliz y próspero Año Nuevo.